Captura de pantalla 2017-03-31 a las 4.02.29 p.m.

Grupos, colaboradores y comunidades, ¿Cuál construyes? 

El propósito de una empresa es crear valor. Para hacer esto, existen dos opciones: Pueden crearlo por su cuenta o pueden crear una plataforma donde la gente crea el valor entre ellos

Hace mucho tiempo, la empresa era considerada una máquina, que generaba su propio valor y optimizaba la producción en masa. Muchas empresas todavía utilizan dicho modelo, pero para muchos en la modernidad eso es anticuado. Para aquellos que se aferran a lo antiguo, deben estar preparados para la llegada del cambio constante.

Algunos ejemplos:

– El diccionario se convirtió en Wikipedia
– Los hoteles pasaron a ser Airbnb
– La piedra roseta ahora es Google traductor
– Taxis ahora son Uber

Estos son ejemplos de plataformas que se percataron del poder de un grupo para revolucionar sus industrias y cambiarlas en algo nuevo. Crear una plataforma, capacitar e instruir a las personas para crear valor para los demás, eso es superar la máquina.

Debido a esto, cada negocio que existe hoy en día requiere de la construcción de algún tipo de plataforma, incluso si su producto o servicio no es una plataforma como los ejemplos anteriores: Apple creó una plataforma para que los expertos ayuden a los clientes con sus preguntas.


Salesforce creó una plataforma en la que sus clientes entregaran retroalimentación e ideas para impulsar la innovación y así mejorar.
Toptal creó una plataforma para que los miembros se conecten e interactúen entre sí, creando sentido de comunidad.


Entender cómo construir una plataforma no es tan simple. En primer lugar, se debe tener claro lo que se está construyendo en dicha plataforma: ¿Un grupo? ¿colaboradores? ¿O una comunidad?

 

A pesar de que estas palabras se han utilizado en el mundo de las plataformas en línea, son muy diferentes. La forma en que las personas participan, la razón por la que participan, y las medidas de éxito son diferentes en cada caso.

Para construir una plataforma exitosa, se requiere motivar a las personas

La clave es saber cómo motivar a las personas a participar. Veamos las diferencias entre ellos para tener claro cada uno:

Grupos de venta 

Contribuyen individualmente para lograr un objetivo similar. No trabajan juntos o interactúan entre ellos, tampoco buscan un sentido de comunidad. La mayoría solo busca valor transaccional.

Colaboradores

A diferencia del  grupo de ventas, estas son personas que trabajan para lograr una meta compartida.  Se ayudan mutuamente para mejorar la plataforma. Buscan valor transaccional, pero se enfocan también a interactuar entre ellos en post de un objetivo.

Algo importante es que no necesariamente buscan un sentido de comunidad. Ellos sólo quieren interactuar en la medida que obtienen el valor por el que vinieron. 

Comunidades 

Una comunidad es un grupo de personas que interactúan para mejorar su sentido de pertenencia e identidad compartida. Contribuyen, no necesariamente para lograr algún resultado específico, sino por que la misión y visión, se ha convertido en parte de su identidad. Más que nada buscan el valor emocional de un sentido de pertenencia.

Finalmente; hay plataformas pueden contener las tres. En los grupos de Facebook, mucha gente sólo será parte de la multitud o querrán vender sus productos, otros colaborarán en la plataforma con fines comerciales y otros desarrollarán un verdadero sentido de comunidad.

Qué acciones puedes tomar hoy para entrenarte y/o entrenar a tu empresa en habilidades comerciales:


[fbcomments]